30.6.09

Más que Heidi, María Juana

Creo que estoy crazy, Macaya. Me di cuenta anoche viendo un video de… ¡Heidi! Sí, así de loco estoy. La cosa sucedió cuando, recordando momentos gratos de mi niñez prolongada, me puse a observar en youtube clásicos animados. De pronto, en un enlace, me apareció la campesinita esta (que por supuesto se la mandaba Pedrito), invitándome a que admire su video. Lo hice, claro. Y fue ahí que descubrí la verdad de todo: ¡cómo le gustaban las drogas a los que componían la música de esta chica de cachetes rojos! Tanto como a Popeye su ¿espinaca? (mmmm). Al comenzar la canción la letra dice: “Abuelito dime tú, qué sonidos son los que oigo yo”. Ahí te das cuenta que apenas empieza el tema ya estaban todos recontra locos. Para colmo, después sigue: “Abuelito dime tú, por qué yo en la nube voy”. Obviamente no hace falta explicar nada. Y por último, la remata: “Dime por qué huele el aire así, dime por qué yo soy tan feliz”. Qué hijos de puta… ¡la veíamos y la cantábamos! abuelitooooo, abuelitooooo… nunca yo de ti me alejaré. Grande, Heidi. Encima el viejo de barba (tremendo dealer) -al igual que Pedrito- le daba por las noches a la niña. Por supuesto, de la cabeza.
video

7 comentarios:

el gordo dijo...

Que grande el abuelitooooooo!!!, tenes razón amigo, como le daban en el cerro esos locos y el abuelo era el dealer, jajajajaja

don carlao dijo...

jajajaj estan hablando del fazzzzzoooooo

Luli Casanova dijo...

jujajajajajajja qué bueno Chichon!!!! nunca lo había analizado de ese modo. Pero sí, totalmente de acuerdo con vos. Un grande el abuelito! Gracias por hacerme reir a esta hora de la mañana. Beso!!!

James Barrie dijo...

Y ya lo dijo el gran Capusotto. Todas las canciones tienen algo que ver con la droga si las escuchamos en profundidad y las analizamos con el loco doble sentido.

Un abrazo, vieja

Pipa dijo...

Noooo locooo. Admito que NUNCA vi Heidi, pero tenés razón.
Podria cuajar perfectamente en Metáforas acerca de la Marihuana de Capusotto

Muuuuy bueno el blog che

Pasate por el mio tambien. Abrazoooo

Juanjo Domínguez dijo...

Jaaaaaaaaaa, tremendo, Chichem. Y la señorita Rotenmayer debe haber sido el gorra que perseguía a todos esos drogadictos. Un abrazo, papá.

pollo dijo...

Flower power a full vieja. Ahora entiendo todo: llueven floripondios, la minita habla con los arboles y "Pedro" es una alegoría al famoso té alucinogeno. Totalmente lisergico. Un tremendo hallazgo compadre. Eso si espero que hayas estado viendo Heidi como parte de tus investigaciones retro-culturales y no para masturbarte con la pendeja que se comía el viejo bufarra. Un abrazo