30.12.08

TucuTrip

Se termina el 2008. ¡Al fin! Por eso, junto a mi amigo Gonza, que vino unos días de Baires a descansar a Tucson, hicimos el último viaje del año en el flamante R12. El destino elegido fue San Javier. Nos pasó de todo. Y también hicimos de todo (no piensen mal, eh) Sólo hay que observar el video para sacar sus conclusiones. El de camisa es el loco. El de gafas blancas, Disco Stu. ¡Enjoy! Y Feliza me muero... digo ¡Feliz año nuevo!

video

22.12.08

Mahna Mahna

Ya se acerca Nochebuena, ya se acerca Navidad, para todos, el regalo de Juan. O Chichem. O Disco Stu. O... ¡Mahana Mahna! Una joyita de 1976, de los Muppets. De principio a fin, sin desperdicio. Además, si no me equivoco, la canción suena en una publicidad de fideos de no sé qué marca. Si alguien sabe el significado de esta palabra, por favor, me lo explica, obvio, si no es mucha molestia (no, pase usted; después de usted...) Ahora, ríe, invita a Ryo y vamos al río. Nos estamos oliendo. ¡Y felices fiestas!
video

21.12.08

"¡Mi MP3, mamucha!"

Llueve. Es domingo. No hay nada para hacer. Para colmo, se cortó la luz. Por eso, fiel a mi estilo, decido buscar mi Pen Drive para escuchar MP3. Examino, investigo. No lo encuentro. Desesperado, le consulto a mi mamá: “Che, vieja, viste mi aparatito de música”. "Sí", me contesta, señalándome el walkman viejo de mi hermana que llevó a su gira de Bariloche, en 1993. La observo delicadamente y me digo a mí mismo: “¿Escuché bien?”. Haciéndome el tonto, creyendo que ella comprendió mal, vuelvo a consultarle: “¡Mi MP3, mamucha!”. “¿Tu qué?”, me responde. Agarro un vaso con jugo, me tranquilizo, la siento y, ya que no hay luz y no se puede salir por la gran cantidad de agua que hay afuera, decido como buen hijo explicarle, aparte de que estamos en el Siglo XXI, lo que es un Pen Drive y un MP3. Claro, le resumo todo para que no se pierda detalles. “Esto, lo que tengo en la mano (el Pen) es un dispositivo inalámbrico que te permite transportar todo lo que deseás, desde tu computadora a cualquier otra, sin ningún problema".
Ella, una cincuentona, lo agarra, lo analiza y me cuestiona: “¿Y qué tiene que ver con el MP3?” Antes de contestarle, le cuento, ya que estaba entonado con la historia, qué es lo que me discutió. “El MP3 es un formato para grabar música en espacio reducido y de gran calidad, que permite comprimir lo que ocupa una canción hasta 10 veces”, le digo, haciéndome el canchero con la respuesta. Me observa, me agarra la cabeza y me pregunta: “¿Estás bien?”, como indicándome que dije cualquier cosa. “Lo que te trato de decir es que ahora en el Pen Drive, el nuevo ‘walkman’ para vos, podés escuchar, gracias al MP3, alrededor de 100 canciones seguidas, sin repetir, por ejemplo, en un viaje”.
Haciéndose la que captó todo, me tira el remate final: “Bueno, che, siempre es mejor comenzar de cero, ¿no?”. Y... madre hay una sola.
PD: Lo que leyeron es algo que escribí hace un tiempo en http://www.diarioinfotec.com.ar/ Visiten el sito. Está copado y hay unas notitas mías en la sección "Arrancá de cero". Saludos, terrícolas. Ah, y la señora de la foto no es mi mamá.

15.12.08

(In) feliz Navidad

Triste. Demasiado triste. Así me siento en este momento. Y no es para menos. De todo lo que me propuse para poder terminar con una alegría el año de mierda que pasó, nada me salió; y al bajón lo veo por todos lados. Ahora sí, no tengo motivos: tendré que empezar a analizar qué es lo que quiero hacer de mi vida. Ya no da para más. Los 26 años están a la vuelta de la esquina y, sin pensar, tiré, fácil, cuatro en el periodismo basura. Ya fue. Espero que el 09 sea mejor (para todos). Salud, gente. Hoy, un chichem distinto, sin ganas de reír. Perdón. Es lo que siento.
Encima, sacando que reventé el auto la semana pasada y que no pude entrar a LG, el puto cajero me tragó la tarjeta de débito. ¡Ni plata puedo sacar! ¿Algo más para estas fiestas?

10.12.08

El Oso Rulo

No hay mucho para decir, pero sí para disfrutar. Uno de los momentos, para mí, mas graciosos de Los Simpsons. Es del capítulo que a Homero lo acusan de abusar sexualmente a una estudiante por su "preciosa Venus". Y en el programa de "El Oso Rulo" se arma un debate, con un desenlace genial. Para morirse. Junto a Disco Stu, uno de mis personajes favoritos.

video

8.12.08

Sergio Luis, el hombre de la noche

Organizar una juntada con amigos, pienso, no es mucho problema ¿O sí? Lo cierto es que luego de una semana a puros mensajes, donde los pibes cambiaron fechas y horarios, finalmente, el domingo, un grupo de ex alumnos del Boisdron se reunieron en casa del Sensei Diegamus (no es joda) para recordar viejas épocas y, de paso, festejar el cumpleaños del maestro del yoga (que según dice dura tres horas en la cama) y de Julito G, con un tremendo asado. No faltó nadie, pero la frase “¡estás igual!” de la publicidad de no sé qué cerveza, nunca salió de la boca de alguno de los presentes. Posta. Los muchachos, hoy hombres profesionales, cambiaron. Y un claro ejemplo fue ver a Sergio Luis. De pibe, un señorito: siempre impecable, con su pelo y su gomina lamida de vaca. Sin embargo, el apodado Negro (todavía no sé por qué le dicen así) cambió. Y mucho. Primero, se llevó todos los aplausos de la noche al recibir el premio al mejor pedo del año. Impresionante. A torso descubierto (¿de cuánto estaba?) y con su boca llena de acuyico, el hombre que siempre se viste con camisas de marca y usa zapatitos (lustrados, obvio) fue un desastre. No me puedo acordar qué es lo que repetía, pero si alguien se quería reír de él, sólo debía observarlo. Sacando esa pesadilla, pasamos un buen momento. Volví a estar con varios de mis ex compañeros que no veía hace una bocha y disfruté cada anécdota. Se imaginarán quién es el de la foto, por supuesto. Que no se repita esa imagen, por favor. Ah, me olvidaba: si alguien está interesado en saber cómo hacer para durar tanto y ser un verdadero maestro en la cama, consultar aquí. Soy amigo del sensei. Y claro, como no puede ser de otra manera, de Sergio Luis, el hombre de la noche.

2.12.08

Bien Power

Pasé largos días buscando, inspeccionando y examinando todo tipo de cosas interesantes para publicar en el blog. Sin embargo, nada me llamó la atención. Claro, me puse una condición y fue volver a lo mío: los 80. Gracias a una amiga que pegó un flash y me dijo “tengo un tema para que subas” regresó lo retro. Es más, hasta me aclaró: “La escuchaba de chica y miraba todo el tiempo el video en Elegidos (¡no podés!) porque antes no tenía cable; espero que te guste” ¿Que me guste? ¡Me copó! La verdad, a este súper hit cantado por Albano y Romina Power lo tenía fuera de mi archivo y, al oírlo de nuevo, viejos recuerdos retornaron a mi cabeza. Gracias, Mariana, por vos, varios van a poder apreciar una joyita perdida de la música. ¿Te acordás? Yo sí.
PD: ¿Alguien sabe dónde estaciona la nave Pablo Campos antes de comenzar con su programa bailantero? ¡Es un misterio sin resolver!
video

25.11.08

Feliz no cumpleaños

Festejar un cumpleaños una semana después de la fecha correspondiente, algunas veces, trae consecuencias. El sábado, en casa del señor N, más conocido por su apodo que empieza con M, se celebró sus 25 primaveras, siete días después de su cumple original. Con una buena anticipación, armó una juntada pa’ los changos. Obvio, como debe ser, no faltó ninguno. ¿Motivo? Las Hamburguesas y cervezas fueron pagadas por el agasajado. Fue lógico lo que sucedería en el transcurso de esa tarde. El pedo borrachesco era inminente. Se venía venir y vino, como Albino, pero sin pan-pan.
El cumple arrancó temprano. Con el correr de las horas, la tarde, poco a poco, comenzó a calentarse, con una mínima de 40 grados. Por suerte, la piletita (tremenda piletón) calmó a más de uno. De bonus track, buena música y unos porroncitos helados acompañaron las aguas cristalinas (hasta que se metió el señor H), siendo “el día ideal”.
Pero todo lo bueno duró hasta las 7 PM. Fue la hora en que la última cerveza se despidió de nuestras bocas. Alrededor de 36 botellas de marca Q (también hubo B) desaparecieron. Se las tomaron (cuack). Fueron a parar a la panza de los 10 pibes que nos encontrábamos en el patio de Mr. N o M, como prefieran. A esa hora, a nadie ya no le importaba nada. “Asquinasky” era la palabra elegida por muchos (se imaginarán el estado) Pero dos personas resaltaron. Dos que, de lunes a viernes son grandes caballeros, pero los sábados (algunas veces domingos) ¡agarrate, Catalina! Sus iniciales: C y S. El primero, un Licenciado de muchos intereses; el segundo, un numeroso que le gusta palpitar la vida. “¿Qué es la oferta y la demada?”, fue la pregunta que desató el conflicto. Ya al ser C y S tenía que haber una pica. Se odian esas letras. Y bardearon y bardearon. Me hartaron. Como así también al cumpleañero, que nos había prometido un asadito a la noche y nos terminó corriendo de su casa (en el buen sentido, tenía una recibida, dicen) Así que nos tomamos el palo (¿hasta eso?) Partimos al hogar de S. En el camino, compramos unos chorizos, pasados por cierto, y con un olor a mierda; también, unas birras bien calientes e intomables (sólo nosotros) Sin nada para hacer, porque ¡ni música había! tuvimos al final un feliz no cumpleaños con una noche fea. ¿Que pensaban que iba a tener un final atrapante? Nah. Leru, leru. Cuando no sabés de qué escribir, sale esto. Algo es algo.
Pd: Los de la foto son los señores C, M y S. Abrazo (de oso)

18.11.08

Volverte a ver

Nunca te probé. Ni siquiera hice el intento. Sólo te observé una y mil veces yendo de la mano hacia la boca de mi viejo. Es más, no sé si todavía existís. Pero algo tengo bien en claro, aunque vos seas negro: sos al que más recuerdo. Será por tu color, ese dorado con mezclas de marrón. O tal vez por tus números blancos bien grandes. No lo sé. Me contaron que tu frase publicitaria era “los que están en el humo fuman 43/70”. ¿Qué querían decir? ¿Que estaban en onda los que lo hacían? También tiraron “suaves, pero con filtro” Mis dudas quedarán. Y no estoy loco. Escribo esto porque la cabeza me deliró un rato y pensé en vos, 43/70. Si te encuentro, juro probarte. Si no me gustás, no hay drama, me sacó el mal gusto con un caramelo Media Hora. Ricos, ¿no?

7.11.08

Canillitas, no gaceteros

Homenaje a ellos. A los que todos los días, desde las 2 de la madrugada (o antes), salen en sus bicicletas, motos, o lo que sea, con la garganta bien afinada para gritar que llegaron los diarios. Felicidades, Canillitas. Lástima que en nuestra provincia no se los conozca por ese nombre. Sí por Gaceteros. Y bueno, cultura es cultura y los tucumanos somos especiales. Si hasta pensamos que la mostaza se llama Savora. No cambiamos más. Lo cierto es que el día del canillita comenzó a festejarse el 7 de noviembre de 1947, en conmemoración a la fecha de muerte de Florencio Sánchez. Este dramaturgo uruguayo dio origen a esta denominación en su obra "Canillita". En ese libro designa así a un chico de piernitas flacas que vendía diarios (parecido a los nuestros, ¿no?). La primera vez que se escuchó el grito de un vendedor de diarios fue en 1867 cuando anunciaba: “¡La República! ¡La República!”. Éste era el nombre de un diario de la época que ideó aquella forma de venta directa. Debido a su éxito, esta costumbre fue adoptada por otros diarios, creándose así una nueva fuente de trabajo.
PD: Saludos también a los periodistas deportivos, que en homenaje a los gacete... perdón, canillitas, festejan su día.

5.11.08

Invento Flogger... ¡las pelotas!

"Taranananananananana, tan tan, tan tan; tarananananananana, tan tan, tan tan" (música de Crónica TV) ¡Ultimo Momento! Al igual que papa fritas Mc Cain, que dijo que hubo fraude en las elecciones de Estados Unidos, bueno, yo también reclamo fraude, pero en otra cosa; en algo nuestro. Señores, el pasito flogger, denominado Electro Dance, es una mentira. No lo inventaron ellos. Sí uno de mis ídolos (como ya saben me gusta lo nacional) Y fue el Majestuoso Jhonny Tolengo. ¿Cómo me di cuenta? Sin nada que hacer anoche decidí ver una película de mi colección. Al azar me apareció la del autor de "Estás para ganar" y, en el momento que empieza su baile, me pregunté a mí mismo: "Miralo vos a Calabró, es el inventor del zapateo" Tenía que ser así. Si es un adelantado, como todos los grandes. Acá les dejo el video. Juzguen por ustedes mismos.
Atenti a partir de los 12 segundos y a los pantalones.
video

31.10.08

Noche de Brujas

Ahí está ella, sola con su disfraz de princesa, aguardando que la pasen a buscar. Hoy es su día, el que tanto esperó y por fin llegó. Es Noche de Brujas. Halloween para todos. “Dulce o castigo”, ensaya en forma de broma, mientras espera el auto encargado en recogerla. Tiene una fiesta. Y su príncipe estará ahí. Luli de nombre, una piba con todos los condimentos adecuados: Belleza, simpatía y humildad. Sexy como su lunar en la cara, no ve las horas de salir. Sin embargo, sigue aguardando. Mira el reloj una y mil veces. Nada pasa. De las 8 a las 11, en un pestañar de ojos. Sus primeras lágrimas recorren su mejilla. Está triste. Demasiado triste. La fiesta ya empezó. De pronto, suena para la piba en ese momento, el sonido más hermoso del mundo: la bocina del flamante R12, auto asignado en llevarla. Su rostro pasa de la tragedia a la comedia, como si fuera las dos máscaras del teatro. Se pone feliz. Tiene motivos. Una última mirada en el espejito (que le dice que es la más linda) y a romper la noche. Con una sonrisa de oreja a oreja, agitando sus manos en cámara lenta, sale. Todo se vuelve lento. Y… ¡PUM! No vio el poste. Se lo tragó. Como así también a su diente de adelante. Todo al carajo: disfraz, príncipe, belleza… ¡TODO! Derecho al dentista. Encima, no tiene obra social. Bueh, de todo esto, algo quedó claro para Luli: Halloween fue una verdadera noche de brujas.

21.10.08

IT, no existís

No sé si creer. Todavía me cuesta. ¿Es joda? Lo ciero es que, aburrido, decidí abrir anoche el msn. Arriba a la izquierda, vi el sobresito del mail, idicándome que me había llegado 1 mensaje. Curioso, arrastré el mouse hasta el lugar. Se abrió. Pertenecía a Luciana Soria, una amiga que se encarga de difundir los espectáculos en Tucumán. Supuse, como la mayoría de las veces, que sería de alguna banda. Pero no. Me equivoqué. Ahí estaba él. "Qué tal yo", parecía decirme. Me volví loco. ¿O estamos todos locos? Tapalín, el payaso que le entregaba ¡un pollo! a los niños de premio, me apareció en un afiche del mail. Pero no cualquiera. Era su afiche, de su película. Por más de media hora lo observé detenidamente. Mis ojos no entendían lo que miraban. Es más, hasta IT (y todos flotan) me parecía un poroto del susto que me hizo pegar (obvio, de lo horrible) ésta cosa al tenerlo en mi pantalla. Pensé y pensé. Y me pregunté: ¿irá alguien a verla? Por lo pronto sé que uno sí. Y es mi amigo Carlos Hitos. Pero tiene un motivo: es el Director de Fotografía.
Ah, me olvidaba, el estreno es el 26 de octubre, a las 20.00, en el shopping del Portal. Están invitados, pero no a tomar el té.

20.10.08

Breve comentario al paso

Viendo fútbol anoche, mi cabeza reflexionó en silencio y dijo: "qué loco los tiempos. Pensar que antes los jugadores cuando pedían refrescarse, les acercaban una bolsita de plástico con agua adentro" Puta, che, el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejo. ¿Alguien se acuerda?

13.10.08

Made in China

Te pido un minuto de tu vida. Sólo eso. Ah, una cosa más: subí el volumen, porque te vas a reír cuando lo veas. ¡Genios!

video

7.10.08

Si querés llorar, llorá

Lo que leerán a continuación, seguramente ya lo habrán visto en otro lado. Pero este es distinto. Con estilo propio. Cambié algunas cosas y agregué otras. Decidí subirlo porque apenas me enganché con el original se me plantó un lagrimón. Sé que lo vas a disfrutar; sino lo hacés, es porque no naciste en los 80 y no tuviste una infancia excelente en los 90. ¡Enjoy!
¿Te diste cuenta que fuimos la última generación que aprendió a jugar en la calle? Como así también en los recreos del cole, ya sea a las bolillas, a la escondida o al elástico. A la vez, somos los primeros que disfrutamos de los videojuegos. Es más, antes el 1 de noviembre era el día de todos los Santos y no Halloween como lo es ahora. Fuimos los últimos en grabar canciones de la radio en casettes y los pioneros del walkman. Lloramos con Carrusel, y nos moríamos si no llegábamos a ver Montaña Rusa o Amigovios. Obvio, también nos tragamos todas las temporadas de Kevin creciendo con amor. Jugamos con el tetris, el Mario Bros o el Wonder boy; y, por supuesto, reventamos los australes en fichas (hoy tarjetas) tratando de llegar a la maldita final. Pero siempre guardábamos una para "la catarata" tratando de sacar más. Somos de la Generación de Robotech, Gi Joe, Los Halcones Galácticos, Thunder Cats, Transformers, Jem, He-Man y las Tortugas Ninja; cómo olvidarnos también de Supercampeones, Arco Iris Rainbow Bright y Frutillita. Un fardo de dibujos que eran excelentes. Crecimos escuchando a Soda, Michael Jackson o a los Guns. También estaban las Azúcar Moreno, Los Locomía y sus abanicos. Nos emocionamos yendo al cine a ver Chatrán, ET, Mi amigo Mac, la Historia sin Fin. Tomábamos la leche con Nesquik. Y cómo olvidarnos del Mundial 90 y su verano italiano. O a las primeras hojeadas a un diario que no se editaba por internet. La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y sólo volvíamos cuando se encendían las luces. No había celulares. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila y no tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas. Comíamos dulces (caramelos Sugus y palitos de la selva), disfrutábamos los chicles Jirafas y tomábamos bebidas, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo, punto. Compartimos todo y nadie se contagiaba de nada, excepto de los piojos del cole pero se solucionaba lavándose la cabeza con vinagre caliente. También -para lo más afortunados- con el Robicombi. No tuvimos PlayStation. Sí existía el Family Game y luego el Sega. No había como ahora 99 canales de televisión, pantallas planas, sonido sunround, mp3, ipods, computadores e Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos bombitas de agua o manguereándonos. Bebíamos agua directamente del caño, agua sin embotellar, donde tambén la disfrutaban los perros. Y nunca escuchamos sobre el calentamiento global. Presumíamos jugando a la botella o al verdad consecuencia, no en un chat diciendo BOLUDECES o "poneme la camarita", ni pretendíamos llamar la atención mediante un fotolog. Qué sé yo... eran otros tiempos, tiempos felices, por eso, si querés llorar, llorá. Yo ya lo hice.

30.9.08

Barú Budú Budía

En 1992, la jueza María Romilda Servini de Cubría había logrado que prohibieran a Tato Bores, quien la había nombrado en el sketch del programa en el que interpretaba al investigador Helmut Strass. Ante el acto de censura previa, los personajes más reconocidos del momento se reunieron para entonar el inolvidable "La jueza Barú Budú Budía es lo más grande que hay". Alto homenaje a un maestro.
video

26.9.08

Alma Pirata

Viernes, 20.30. La tarde cae. El hombre se levanta. La noche lo espera. Manso y tranquilo, se dirige al baño. Mea. Sacude. Un pedito al paso y se retira. Hora de cambiarse; hay que ir a trabajar. ¿De qué? De la profesión más linda del mundo: Pirata. Paso a presentarlo. Su nombre es Héctor, el segundo de la izquierda en la foto. Metro noventa, cabello de Tarzán y panza porronera. Para muchos, un capo. Claro, no es ordinario. Es extraordinario. O héctordinario, como quieran. Agarra el celular (Nokia 1100) y comienza a hacer llama…. Perdón, a mandar mensajes de texto. Nadie responde. La carnada no aparece. Se preocupa. Invita amigos. Acceden. El bar de Bubus (el patio de la casa) el lugar elegido. La reunión de camaradería comienza. Para ingresar, mínimo, cuatro cervezas (y otras hierbas). La noche avanza. Las copas fluyen. Y para Héctor, de hombre a demonio hay un solo paso. Se vuelve loco. Quiere locas. Hora de partir. Un auto lo espera. Pero el que bebe no conduce. No hace caso, continúa igual. El lugar elegido es el Abasto, zona de grandes batallas. Allí, un Gitano le pide que encuentre a Gitana. Y así es. Señor boliche de miaus, ingresa. “Un Vodka con Speed”, ordena. Lentamente, las mujeres lo saludan. Lo reconocen. El, sin embargo, no. Está ebrio. Su sangre paraguayesca le tira. Quiere estar con todas. Pero no se queda con ninguna. 4 AM. Se acaba la joda y no es hora de leer, menos cuando toda la noche escuchó cumbia y vio a Cumbio bailarla. Se entristece. Vuelve a Casa, solari, como un indio. De pronto… ¡flash! El Nokia vibra y el vive. “Dónde estás”, pregunta el mensaje. No tiene Crédito (lo acabó en el transcurro de la agitada jornada tratando de encontrar a alguien) Se vuelve loco. Busca un 24hs. Lo encuentra (benditos sean) Compra una tarjeta de $10 e invita a la señorita a su morada. Acepta. La muchacha llega; él, se duerme. Ella lo aguanta. Abre un ojo, luego el otro. Un pete loco y lluvia de corazones. Lo hacen. Lo vuelven a hacer. La corre. Vuelve a dormir. Sábado, 20.30. La tarde cae. El hombre se levanta. La noche lo espera...

24.9.08

Recuerdos que no voy a olvidar

Viejos son los trapos. Y clásicos son las películas de Francella, Disi y compañía. Sin embargo, a más de uno no le agrada ese cine; el nuestro, el bizarro. ¿El por qué? Fácil. No tienen sentido. "¡De acá!", diría Olmedo. Y yo también. Porque soy un loco enamorado de esas maravillosas obras de arte ochentosas. Sí, sigo siendo un niño. Y no soy bajito, pero me gusta joder con la pelota. Un Bañeros 2 la playa loca; o Exterminaitors; por que no un Matamonstruos en la Mansión del Terror. ¿Te acordás? Cómo olvidarlas. ¿Y de las chicas? Obvio, las verdaderas, que no tenían nada armado. Adriana Brodsky, la Negra Traverso, Beatriz Salomón, Silvia Pérez o Susana Romero. Pero yo tuve mi gran amor: Mónica Gonzága. Además, en toda película siempre estaba esa broma fácil de entender. Como así también la intención de copiar. ¡Genios! Como a ET. Menos mal que acá no llamaron a casa. Sí a Monguito, el nuestro, el mejor. O al doble de ALF. El popular Glut, en las locuras del extraterrestre...
El tiempo pasó y muchos grandes valores (y no del tango) ya no están entre nosotros. Sí en una larga gira por el cielo. Alberto Olmedo, Jorge Porcel, Javier Portales, Tato Bores, Minguito... tantos. Pero otros siguen acá. Y son queridos por muchos. Como los ya nombrados Emilo Disi y Guillermo Francella; Alberto Fernández de Rosa, Gino Renni, Berugo Carámbula. O ¡Paolo! con sus números matan; también Juan Carlos Calabró, el majestoso; y por supuesto Carlitos Balá. Seguramente me olvidaré de nombrar alguno, puede ser. Pero de algo no me olvido, y son de estas grandes películas argentinas, el verdadero cine nacional. Por suerte, del VHS al DVD hay un sólo paso. Y hoy por hoy tengo todas estas perlitas en mi videoteca. Gracias a ellos, almaceno recuerdos que no voy a olvidar...

23.9.08

Llamado a la solidaridad

Monti (no el periodista) está enfermo. Nadie encuentra la cura. Hace días que no sale de su casa. El problema comenzó en un Shopping de Yerba Buena, en su primera visita al lugar. Traje impecable, bastón en mano y un glamoroso sombrero distinguen al buen hombre. Caminando, de pronto, se encuentra con una imagen aterradora. Se detiene. En su cabeza recuerda la clásica película de terror "Cosecha Negra". Queda paralizado. Ve -como en la movie de los 90- a un grupo de jóvenes que tienen su propia secta. Pero estos son distintos. Se dicen llamar Floggers. Pantalón chupín, zapatillas Nike, anteojos pantalla plasma, remeras de todo los colores y peinados locos hacen confundir al pobre tipo. Más cuando los pibes comienzan con su ritual: el electro dance. Y peor con su manera de hablar, con un dialecto inentendible ("ahre", "t amo blda" "psste plsss", "sseme 1 pte"). Claro, él tiene 87. Y por todo lo que ve, el corazón le juega una mala pasada.
Fuentes cercanas aseguran que sufrió un colapso por ver a los niños con pinta de mujercita, y a las niñas con pinta de varoncito; pero hay otra versión, la no confirmada. Para muchos, a Monti le copó observar a las gatitas de 15, que además tienen toda la onda encima, motivo por el cual su corazón quedó con agujerito. Como el de muchos. Lo concreto es que the old man (no vive en un country) sigue enfermo. Y sin cura (¿y rabino?) Urgente, se nos va. Un llamado a la solidaridad...